Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
Política de cookies +
+/- info
  Aceptamos también pago con tarjeta.
psicologos PSICOLOGALORCA EMILIA RUIZ Psicologalorca Emilia Ruiz Psicologos Murcia

Trastornos de Aprendizaje

Los trastornos del desarrollo del aprendizaje escolar son un conjunto de problemas que interfieren en el rendimiento académico, dificultando el adecuado progreso del niño y la consecución de las metas marcadas en los distintos planes educativos. Los más habituales son la adquisición de la lectura (dislexia), la escritura o el cálculo.

 

El término Dificultad de Aprendizaje se refiere a un grupo de diferentes de trastornos, manifestados por dificultades significativas en la adquisición y uso de la capacidad para entender, hablar, leer, escribir, razonar o para las matemáticas. Estos trastornos son intrínsecos a la persona, y debidos a una disfunción del sistema nervioso, pudiendo continuar a lo largo del proceso vital.

La evaluación deberá ir dirigida a explorar:

Aspectos intelectuales

Aspectos madurativos, neuropsicológicos

Los marcadores neuropsicológicos en los niños con dificultad de aprendizaje indican que estos niños presentan inmadurez en su sistema nervioso y aumento significativo en la cantidad e intensidad de los signos neurológicos menores, algunos de ellos:

Aspectos instrumentales

En el área instrumental, hay dificultades en el manejo de;

Aspectos emocionales

Con relación a los trastornos emocionales, éstos no son la causa de las dificultades de aprendizaje pero es frecuente la concomitancia entre dichas dificultades y la presencia de alteraciones emocionales. Esto se debe en parte a la experiencia escolar frustrante en la mayoría de los niños con dificultades de aprendizaje,  a la incomprensión a la que se ven expuestos por parte de los adultos que muchas veces les tachan de “vagos”, a la situación de indefensión ante la que se encuentran, etc.

Huntington y cols., 1993, demuestran que los adolescentes con dificultades de aprendizaje presentan un aumento severo del riesgo de depresión y suicidio, así como un negativo desarrollo emocional. Otros trabajos (Ritter, 1989) indican que los adolescentes con problemas de aprendizaje presentan alto nivel de ansiedad con tendencia a la somatización.

Evaluar cuidadosamente dichas áreas nos puede ayudar a realizar un diagnóstico diferencial inicial, pero también nos da mucha información de cómo enfocar el tratamiento, en qué aspectos tendremos que incidir, qué objetivos iniciales nos plantearemos, a qué debemos dar prioridad.