Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
Política de cookies +
+/- info
  Aceptamos también pago con tarjeta.
psicologos PSICOLOGALORCA EMILIA RUIZ Psicologalorca Emilia Ruiz Psicologos Murcia

Problemas de Familia

Los problemas familiares constituyen una dificultad de ajuste común, que provoca la necesidad de búsqueda de apoyo psicológico. Los conflictos que suelen existir son diversos, desde desacuerdo en el estilo educativo de los hijos, falta de comunicación, dificultad para definir los roles entre la pareja, poca dedicación de tiempo en familia, etc.

 

En ocasiones hay constantes peleas entre hermanos, y los padres no pueden llegar a resolver los conflictos. El divorcio puede crear dificultades en la familia, a veces para todos los miembros de la familia. A veces, la propia relación de pareja es el problema, por la falta de comunicación, problemas económicos, el conflicto constante, la falta de cercanía, problemas sexuales, etc.

 
También puede aparecer un problema psicológico en un miembro de la familia, además de los conflictos habituales. En función de la naturaleza de los problemas y la disposición que tengan los miembros de la familia a participar en el tratamiento, el psicólogo proporciona psicoterapia individual a uno de los miembros de la familia, y ver a toda la familia para el tratamiento familiar o de la pareja para la terapia de pareja al mismo tiempo. Sin embargo, a veces la terapia familiar para los niños con problemas de conducta incluye sesiones individuales con los padres, diseñado para ayudar con la experiencia de la maternidad, no para hacer terapia individual o de terapia matrimonial.

 
La familia funciona mejor cuando la individualidad de cada miembro de la familia es reconocida y apreciada. Cada miembro de la familia tiene que actuar con respeto hacia el otro. Cuando los miembros de la familia no exteriorizan sus sentimientos unos con otros, los niños no tendrán un desarrollo sano, llegando a tener una autoestima baja, unas pobres relaciones sociales y dependencia de los demás. Para que los niños tengan éxito en la vida necesitan apoyo emocional y sentirse capaces de enfrentar los desafíos que encontrarán en su camino.